Estreno de VELCRO

¡Y nace una nueva obra! Estoy muy emocionado de presentarles el estreno absoluto de VELCRO, un brillante y extremadamente virtuoso concierto para flauta y orquesta que me escribió Felipe Perez Santiago. El estreno será con la Orquesta sinfónica Sinaloa de las Artes dirigida por Miguel Salmón Del Real el próximo 12 de septiembre a las 8 pm en el Teatro Pablo de Villavicencio de Culiacán Sinaloa. ¡Ahí nos vemos!
Alejandro Escuer presentó su material más reciente, Luz negra

Alejandro Escuer presentó su material más reciente, Luz negra

Es música para un ritual contemporáneo que no necesariamente es para entretener, sino para disfrutar a través de una reflexión personal del escucha, dijo el artista

Alejandro Escuer es un músico comprometido con la innovación, la originalidad y un firme ánimo de convertir cada concierto y grabación en una experiencia sonora única. Flautista, académico, fotógrafo, artista sonoro y plástico son algunas de sus facetas retratadas en su disco Luz negra que presentó en la Fonoteca Nacional.

“Definido en una palabra, es ritual. Es un disco que aporta y es muy personal. Es música para un ritual contemporáneo que no necesariamente es para entretener, sino para disfrutar a través de una reflexión personal del escucha.

“Es música que es muy difícil encontrar así: es contemporánea con raíces del mundo, con una propuesta específica que se centra en instrumentos tan raros como las flautas bajas, original, especial y con una propuesta estética, sonora y acústica muy específica”, destacó en entrevista Alejandro Escuer.

La Sala Murray Schafer fue la sede de esta presentación en la que participaron la flautista Marielena Arizpe y el músico, compositor y productor Alejandro Colavita.

FunkyHypnosCórneaThakitaTánatosCactus espiritualLuciérnaga (Sol rojo, Nocturno, Sueño en el jardín Kenkoru, Luminario), Tectonic moving beatImagino África y Luz negra, son las 10 canciones que integran el disco.

En estas piezas se abordan temas como el vuelo, la suspensión, la levitación, la historia, el aire, lo impredecible y cambiante, el tiempo, el espacio, el diálogo entre la música de India y la occidental, los paisajes y el arte contemporáneo de Japón, el universo prehispánico y los juegos de sonidos y colores de la flauta.

“Se trata de canciones -agregó Escuer-  inspiradas en la colaboración con colegas de Japón e India, en viajar, pero también en el sonido mismo de mi instrumento que viaja a través del espacio, kilómetros y kilómetros, hasta el infinito.

“Mi inspiración tiene que ver mucho con mi instrumento que es el aire y se mueve en todos lados y con el cual uno vuela, viaja. Además es música que compongo, porque a mí me gusta y disfruto escuchar”.

Luz negra es una producción de Cero Records y en ella participaron de forma especial Ganesh Anandan (percusionista del sur de India), Ramin Arjomand (pianista de Irán) y Carla López-Speziale (voz).

Se trata de un proyecto en el que convergen diversas formas de creación musical: improvisación, colaboración creativa, composición tradicional y grabación de fragmentos sometidos a un número de procesos de refinamiento acústico, electroacústico y estético.

En la presentación, el flautista detalló que se trata de un proyecto que puede verse como una celebración, por un lado, de su trabajo de intérprete, de flautista, de lo que simboliza manejar el aire, controlarlo y dominarlo.

“También está la cuestión de compositor autodidacta, de música electrónica y electroacústica, además de la parte intelectual, la humana, la de sensibilidad y hacer que lo que toco llegue al público.

“La idea es tratar que la gente se enganche con lo que estoy haciendo y proyectar un mensaje fuerte, contundente, a través de música contemporánea expresiva, actual y que es un puente entre la tradición y la modernidad”, agregó.

En la presentación de Luz negra el público fue partícipe del estreno mundial de Hypnos y escuchó las piezas LuciérnagaTectonic moving beatCactus espiritual y Funky.

Luz negra puede adquirirse a través de la página www.cero-records.com y en info@cero-records.com

Información: LCL

La música es una lucha por el optimismo: Alejandro Escuer

La música es una lucha por el optimismo: Alejandro Escuer

“No somos insensibles a lo que sucede con la violencia, con todo lo que pasa en México desde hace 20 años”, dice su director artístico.

Desde 2015, Ónix Ensamble ha celebrado sus 20 años de existencia con un trabajo sostenido que apunta al futuro. Luego de varios conciertos en los que han dado a conocer nueva música, así como actividades académicas, el quinteto lanza Furia y silencio (Urtext Classics, 2016), su onceavo disco.

El flautista Alejandro Escuer, director artístico del quinteto, dice en entrevista que el disco anterior fue en 2012, aunque con motivo del 20 aniversario editaron algunos álbumes de los proyectos solistas de sus integrantes. Furia y silencio se presentó el martes pasado en la Fonoteca Nacional por el grupo integrado por Fernando Domínguez (clarinete), Edith Ruiz (piano), Abel Romero (violín), Edgardo Espinosa (violonchelo) y el propio Escuer.

Cada obra tiene una historia particular, como Por la fuerza de las tierras, de Charles Halka. En el 2010, con motivo de la celebración del bicentenario de la Independencia de México y el centenario de la Revolución, Ónix Ensamble comisionó una obra que tuviera que ver con el tema y así nació la colaboración de Halka.

El compositor lituano-estadunidense creció en San Luis Potosí y es muy cercano a la cultura mexicana, explica el líder del quinteto. “Su obra tiene elementos de música folclórica, pero muy a la Bartok, muy rítmicos y, a la vez, muy abstractos. Hay una cita de una especie de corrido que se acelera y se desacelera, como si una especie de rockola que pierde corriente y luego la recupera”.

Por la fuerza de las tierras hace referencia “a esos procesos de la Revolución que fueron complicados y que todavía son vigentes. Se luchaba por la libertad y la igualdad, lo que tiene que ver con el hecho de que la desigualdad no se ha resuelto en nuestros días”.

En cierta forma las obras que componen Furia y silencio, añade el flautista, “se refieren a la necesidad de que las artes cumplan una función social y hablen de lo que sucede. No somos insensibles a lo que sucede con la violencia, con todo lo que está pasando en México desde hace 20 años. La música habla de esa necesidad de imponerse como una voz que quiere sanar. La música es una lucha por la esperanza, por el optimismo y por que las cosas vuelvan a un equilibrio, lo que es el común denominador de las cuatro obras del disco”.

Escuer define a la obra de Ana Lara como contrastante, porque “tiene muchos destellos de ritmo y luego se vuelve muy estática, contemplativa. Es la pieza más abstracta de todo el disco”.

Silencio en Juárez, de Juan Pablo Contreras, “un autor bastante joven, está dedicada a unos adolescentes que estaban en una fiesta en Ciudad Juárez y fueron ametrallados por error, creyendo que eran narcotraficantes. La pieza es muy fuerte, con sus atmósferas contrastantes”.

El hecho de que Ónix Ensamble trabaje con este tipo de repertorio, tiene que ver con ofrecer arte nuevo al público. Alejandro Escuer está convencido de que es preciso “disfrutar de la música que ya conocemos. Sin embargo, es igualmente importante y sano respirar aire nuevo, sacarle a nuestro acervo de lo que ya disfrutamos, ir robusteciéndolo poco a poco con obras desconocidas que nos hagan vivir experiencias sonoras distintas”.

Alejandro Escuer y Morgan Szymansky crean dúo para flauta y guitarra

Alejandro Escuer y Morgan Szymansky crean dúo para flauta y guitarra

El flautista Alejandro Escuer y el guitarrista Morgan Szymanski unirán su talento en una serie de presentaciones que realizarán en el South Bank Centre of London, BBC de Londres, Saint James Theatre y el Palacio de Bellas Artes, entre otros, a propósito del Año Dual México-Reino Unido 2015.

Escuer y Szymanski se han asociado para crear un nuevo dúo mexicano para flauta y guitarra, cuyo primer concierto será el próximo 21 de febrero en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), informaron los promotores de los artistas, en un comunicado.

Los músicos evocarán a compositores mexicanos, ingleses antiguos y contemporáneos como John Dowland (1563-1626), Benjamin Britten (1913-1976), Stephen McNeff (1951), Gabriela Ortiz (1964), Armando Luna (1964) y el propio Alejandro Escuer (1963).

La combinación tímbrica entre la flauta y la guitarra es muy atractiva tanto para compositores como para público en general, pues se trata de dos instrumentos de naturaleza muy diversa que se complementan extraordinariamente bien a nivel armónico y melódico.

La trascendencia de este dúo no sólo radica en la combinación instrumental y la alianza de dos virtuosos de sus instrumentos, sino por la presentación de música altamente contrastante en estilos y periodos musicales: Renacimiento y siglo XXI, por ejemplo.

Además, incorporará ocasionalmente el uso de nuevas tecnologías tanto de audio como video en sus presentaciones y proyectos de grabación.

Los compromisos del dúo mexicano comprenden sedes como el South Bank Centre of London (equivalente al Carnegie Hall de Nueva York), BBC de Londres, Saint James Theatre, Brunell Museum, The Forge, The English Speaking Union y Palacio de Bellas Artes, entre otros.

Alejandro Escuer, uno de los exponentes musicales más importantes del país, ha obtenido reconocimiento internacional con proyectos innovadores y sus grabaciones, así como por su trayectoria como docente y su trabajo con compositores y formaciones instrumentales originales como Ónix Ensamble y Lumínico (flauta, electrónica y video).

El guitarrista mexicano Morgan Szymanski, fundador del grupo Machaca, ha destacado también por una carrera internacional que incluye exitosas grabaciones y conciertos como solista con orquestas de Europa, Asia y América.

Entrevistas Ramon Carrillo

Entrevistas Ramon Carrillo

Alejandro Escuer es un musico y artista multidisciplinario mexicano dedicado a la interpretacion, creacion, improvisacion y al impulso de proyectosartisticos, instalaciones , conciertos con orquestra, con electronica y video donde la musica se combina con otras artes y campos de conocimientos.

RC.- Como te cautivo la música cuando eras niño…?

Los indicios que me impulsaron hacia el encuentro con el arte y la música se relacionaron con la definición de mis primeros juguetes: El agua, el aire, cientos de semillas o una caja llena de 500 corcholatas me llamaba mucho más la atención que cualqueir juguete artificialmente confeccionado.

El encuentro inicial con las artes comenzó con el dibujo y con la imaginación de mundos inexistentes en donde se desafiaba la gravedad y el equilibrio.  En efecto, mis primeros y más apreciados juguetes fueron el agua, la luz, el aire y todo aquello que pudiera volar y/o flotar. A temprana edad me atrajo el dibujo, la pintura, la música y la literatura. Tal vez por esta razón elegí a la flauta como mi instrumento. Desde niño el sonido del aire a través de los árboles me pareció indescriptiblemente mágico. Durante la primaria nunca fui un buen estudiante. Siempre preferí observar por la ventana que mirar al pizarrón. El alargamiento de las sombras y las luces, el sol, el patio, los árboles y las formas cambiantes de nubes en camara lenta¨atraparon siempre toda mi atención. Quizá por eso, desde muy niño me definieron como un niño muy distraído¨, viviendo en una realidad propia, abstraido de tareas, tablas de multiplicar y otros funestos y extraños deberes.

Del dibujo vino la pintura, pero los sonidos del agua en un río o del aire al pasar por mis oidos hacían que para mi se detuviera el tiempo. Esos sonidos provocaban un total hipnotismo, como si fuera una especie de trance donde el tiempo no existe, lo cual me impedía hacer cualquier otra cosa.

Más tarde llegó la fotografía, una forma de atrapar el tiempo y el espacio, pero cuando la música apareció como oportunidad para estudiarla, desde los 13 años, mi vida cambió. Aunque nunca he dejado de pensar e imaginar a través de lo visual, y ocasionalmente relaciono mis proyectos musicales con lo plástico y fotográfico, lo sonoro se convirtió desde entonces en una especie de fuerza interna central cuyo poder aún hoy me parece inexplicable, un misterio indescriptible aún por descubrir.

Comencé a imaginar ruidos inexistentes, sonidos, música. Por otro lado, me cautivó especialmente la flauta como instrumento quizá por que era el instrumento más cercano a algo familiar para mi: el aire. Ese es en realidad mi instrumento, el medio a través del cual se pueden crear mundos sonoros frecuentemente cercanos a la poesía y a la metáfora.

 

RC.- Estudiaste desde los 13 años la flauta, antes de entrar al conservatorio, es muy exigente la música…?

Honestamente, cualqueir disciplina puede llegar a ser tan exigente como la música. Ello depende del nivel artísitco y de excelencia al que se quiera llegar. Es cierto sin embargo que la música demanda destreza física, mental y capacidad de abstracción excepcionales, aunadas al necesario temple de control escénico. En mi caso, nunca sentí que la música fuera particularmente demandante, pues desde el principio se convirtió en una especie de mundo cuyas leyes y realidades fueron capaces de impulsar y darle un sentido especial a cada día, a cada mes, a cada año, por lo que me dedique a ella sin ni siquiera pensarlo. Más bien se convirtió en un cúmulo de retos cuya superación revelaba gradualmente los misterios de un universo cuyo descubrimiento me motivó siempre al encuentro con el siguiente. La dificultad del reto siempre era proporcional a la recompensa por descubrir, dominar o conquistar, lo cual hace de este proceso algo así como un fenómeno autosustentable, pues su funcionamineto y marcha garantizan la generación de energía y fuerza para el arranque futuro. Ahora bien, comparado con pianistas y violinistas que suelen comenzar a estudiar su instumento desde los 3 o 4 años de edad, yo comenzé bastante más tarde, a las 13 años en la flauta de pico y a los 15 en la flauta transversa.  La gran diferencia para mi ventaja fue que mis padres nunca me obligaron a estudiar música. Es cierto que mi padre me empezó a llevar a escuchar conciertos de música clásica a temprana edad y aquello para mi fue revelador. Al sentir cómo se reflejaban los sonidos de los instrumentos en las paredes de la sala de conciertos y estos resonaban en mis oidos, nuevamente entraba en una espeice de trance hipnótico cuya fuerza terminó por convencerme: Asumí el mundo de la música como propio, con irresistible pasión, fuerza, dedicación y constancia sin darme cuenta de ello, ya como hallazgo personal, como mi propia rebeldía de pre-adolescente que vive en el insonsciente de su identidad pero que vertiginosamente se lanza por el encuentro imaginario consigo mismo. Estoy convencido de que el adolescente es una espeice de poeta nato, un ser inacaboado que vive a través de cuestionamientos y dudas tal y como sucede con los grandes filósofos, pues prevalecen en ellos dudas y preguntas existenciales que los mueven y los mantienen suspendidos en realidades capaces de hazañas y hallazgos tan terribles como extroardinarios.

 

RC.-Por que escojiste ese instrumento…?

La posibilidad y potencialidad de crear realidades sonoras inexistentes a través del aire sin que medie ningún tipo de boquilla, embocadura o caña fue lo que más me atrajo de la flauta. El misterio de lo invisible del aire, lo aéreo de su movilidad sonora en el trazo de contornos melódicos suspendidos definitivamente me hizo decidirme por mi instrumento verdadero: el aire. La flauta es un instrumento cuyo sonido es altamente dúctil, puede ser textural o puro y siempre es muy cercano a la voz humana.

En los conciertos desde muy joven esperaba con gran ilusión los solos de flauta de las sinfonías de Beethoven, Mozart, Haydn, Brahms. En esos momentos sentía que la música adquiría un significado personal, directo y relacionado conmigo. Después para mi fue un descubiriento el barroco, la música antigua. Más tarde se añadió a ello muy poderosamente la música del siglo XX y XXI.

En la búsqueda personal de una perfección instrumental tuve muchos maestros. Algunos de ellos muy famosos. Sin embargo destacan por su calidad humana y musical Mario Salinas, Marielena Arizpe, Koos Verheul y Robert Dick.  Ahora bien un insturmentista no es nadie si no tiene nada que decir, nada que comunicar. Los verdaderos maestros del artista son la vida misma, las experiencias, las personas que uno ama y descubre a lo largo del tiempo.

 

RC.-Que agrupaciones musicales fundaste..?

En 1995, al regresar de mis estudios de maestría en el Conservatorio de Amsterdam y Doctorado en la Universidad de Nueva York funé ONIX Ensamble. http://www.onixensamble.com

Al regresar del extranjero tenía dos posibilidades: Dedicarme a ser solista, o fundar un proyecto cuya vocación se centrara más bien en la música mexicana de concierto, lo cual me obligaría a evitar centrar mi carrera alrededor de mi propio ego. Elegí el segundo camino, debido principalmente a que creo firmemente que primero hay que construirse a si mismo como artista durante el proceso en el cual uno contribuye con su formación joven de manera comunitaria, consciente de su entorno, de su comunidad.  Es cierto sin embargo que nunca he dejado de desarrollar proyectos como solista: Dúo de flauta y piano, solista con electrónica, con orquesta, con ensamble entre otros.

La idea de dedicarse a un proyecto de contribuciones más comunitarias que solistas dio como resultado que me viera inmediatemente inmiscuido en trabajar con música colectivamente concebida en busqueda de una serie de identidades sonoras propias. ONIX consistió desde el principio en un grupo cuya voación se ha centrado en la música del siglo XX y XXI especialmente escrita para la propia agrupación, convirtiendo al ensamble en algo así como un embajador de la música contemporánea mexicana, latinoamericana y amerciana en el amplio sentido continental de la palabra. Compositores de Canadá, EU, México y el resto del continente han escrito para ONIX en sus ya casi XX años de vida. Hemos representado a México en más de veinte paises y colaborado con compositres de todo el mundo.  ONIX ha grabado, dado giras, seminarios, ganado premios nacionales, internacionales y se ha posicionado como proyecto clave en la generación de música contemporánea en México. Con ello, ONIX ha posicionado a la música de México en la medida de sus posibilidades.

En el año 2000 funde con Rodrigo Sigal el proyecto http://www.luminico.org al cual se unió más tarde José Luis García Nava. Se trata ahora sí, de un proyecto solista en donde la flauta interactúa con electrónica y video  través de un formato innovador que permite combinar obras escritas con improvisación.

Lo novedoso de Lumínico consiste en el uso de nuevas tecnologías de audio y video y su interacción con la flauta como si se tratara de otros instrumentos musicales. Además, para mi es fundamental la improvisación. Un concierto ideal siempre tiene que tener un porcentaje de improvisación.

Lumínico es un proyecto de experimentación e investigación escénica. Hemos colaborado con músicos de otras tradiciones musicales como (música de la India o del Japón por ejemplo).

Desde el 2012 inició una nueva colaboración con mi exalumno y ahora artista multidisiplinario  y catedrático Hugo Solís, con quien estoy realizando instalaciones sonoras.

Para el 2015 surge nuevo dúo para flauta y guitarra con el guitarrista Morgan Szymanski.

 

RC.-Alejandro, como surgio que te construyeran especialmente para ti , la flauta FLAUTA CONTRALTO EN SOL, convirtiéndote con ello en el único interprete , siendo asi, el primer compositor de obras para este instrumento en Mexico?

Siempre me ha atraido el sonido de la flauta, pero especilamente, los sonidos graves de la flauta. En este sentido, y para lograrlos, es fundamental, además de dominar el registro grave de la flauta de concierto, explorar el uso de flautas más grandes que la convencional.

Es así como gran parte de mi música la he compuesto para flauta en sol, flauta baja, flauta contrabajo y por primera vez flauta contralto. Se trata de instrumentos maravillosos que tienen un registro o voz más profunda y especial. De esta tradición personal de años, surgió la relación con la constructora de flautas holandesa Eva Kingma, quien construyó mi flauta baja y años después me reconoce con el premio o designación como artista Kingma internacional, representando la marca en Latinoamérica y España.

Un instrumento es un medio de expresión. Su calidad es fundamental. Sin embargo, se trata tan sólo de un medio, una herramienta. El fin último es el público, el espectador, y la música es la vía directa para lograr ese ritual extraordinario y tan necesario y anhelado por los seres humanos a lo largo de los días y de la vida. Un espacio sonoro, una imagen al oído que nos llena de un bienestar y una alegría frecuentemente indescriptibles.

 

RC.-Define la música en 3 palabras…?

 

Imposible: Preferiría enlistar los siguientes grupos de palabras cuya interacción define, al menos parcialmente, lo que la música logra y que en realidad no es posible describir con palabra alguna.

 

Universo, aire, viaje

Percepción, conciencia, subconsciente

Resonancia, consonancia, disonancia

Goce, placer, éxtasis

Imaginación, imágenes, laberintos

Ritual, danza, concierto

Identidad, armonía, tolerancia

Reto, fuerza, logro

 

RC.-Como integras en tu propuesta artística, la sociología, la fotografía, el diseño la pintura y el arte sonoro a la interpretación musical..?

 

Estoy convencido de que todos los seres humanos contamos con múltiples talentos y posibilidades cuya potencialidad de desarrollo está siempre latente y se manifiesta a lo largo de la vida con diferente fuerza e intensidad. El hecho de haberme acercado a las artes a través del dibujo, la pintura y la fotografía antes de iniciar mi carrera musical fue fundamental.

De hecho, el aprendizaje musical y desarrollo de la interpretación como manifestación escénica siempre lo he relacionado con formas de concreción visual. En este sentido, la primera relación es de entrada, metodológica. Por otro lado se trata de una relación emotiva, pues siempre que escribo una obra, improviso, o interpreto una pieza, me relaciono con ella como si esta fuera una escultura imaginaria, una esctructura que ocupa un lugar en el tiempo y en el espacio, no sólo en el tiempo. La conciencia de la dimensión espacial de la música es para mi fundamental, pues me ayuda no solo a relacionarme con la música emocionalmente, sino que además siento que esa relación fortalece la comunicación que puedo establecer con el público no sólo directamente en escena, sino incluso en mis grabaciones. Por otro lado, de manera abierta y explícita, he desarrollado y colaborado en proyectos que deliberadamente relacionan lo visual con lo sonoro. Es el caso por ejemplo del colectivo multidisciplinario http://www.luminico.org

 

La sociología me fascinó desde el primer momento en que la descubrí. Se trata de una disciplina relativamente nueva cuyo enfoque se centra en esencias y origenes de fenomenos que nos rodean y que conforman la vida cotidiana del ser humano contemporáneo. Su comprensión, desarrollo histórico y funcionamiento me parecieron muy importantes en mi formación. Así, por mis lectruas sobre otros tiempos y sobre historia (viajar en el tiempo a través de la lectrua siempre ha sido una constante imprescindible), me interesé en el conocimiento de lo humano: Cómo sugren las primeras ciudades, cómo surge la filosofía y las ideas de cómo vivir en sociedad (objetivo original de la flosofía y que posteriormente se transformó). Por esta razón y paralelamente a mis estudios musicales, inicié la carrera de Sociología en la UNAM, la cual terminé en 1989.

Mis proyectos suelen tener un énfasis particularmente humanista. Una sociedad es mejor, es decir, funciona mejor y presenta menos disfuncionalidades en la medida en que esté más interconectada y comunicada entre los elementos que la conforman: individuos, familias, grupos, comunidades. La música es un metalenguaje capaz de lograr interconectividad entre mujeres, hombres, niños, a través de generaciones. Por ello me interesa impulsar una visión que aspira a contribuir con la construcción de identidades sonoras y musicales propias de México y Latinoamérica. La conciencia de la importancia de estos aspectos viene directamente de la sociología y de lo que esta disicplina posee.

RC.- Cual concierto te a impactado mas…?

No recuerdo uno en particular, sino más bien un grupo de conciertos.

Entre ellos destaca la primera vez que escuché a una orquesta sinfónica a la edad de 11 años, o la primera vez que escuche una flauta a los 12 años.

Lo que particularmente me atrapó fue la fuerza de la escena, del momento sublime en el que el músico dispone de la atención absoluta de un público embrujado por resonancias y consonancias cuyos atributos son tan indescriptibles como sugestivos y más cercanos al centro de nosotros mismos, al corazón.

 

RC.-Es gratificante escucharte decir que.. ¡ la música hace la vida sea mas plena!.., como podemos acercar mas a nuestra  juventud a ella…?

 

Es simple: Hay que venir a los conciertos en vivo. La conexión humana que se logra cuando uno descubre a los músicos en vivo y vive el tiempo escénico es totalmente distinta a la experiencia sonora pregrabada.

La música provoca la autoreflexión, y conocerse a uno mismo más siempre lleva consigo el descubrimiento de lo que somos, y de lo que somos capaces de ser y hacer, lo cual produce en cualquier persona realización y por que no decirlo, felicidad.

RC.- Que se siente crear espacios sonoros…?

Tu pregunta encierra un principio de la sinestesia que relaciona el espacio con el sonido, y este desde luego con el tiempo. A mi me parece mágico el hecho de poder crear de la nada sonidos que sean capaces de sugerir mundos inexistentes o mundos existentes transformados, transfigurados, trascendidos. Es como narrar historias, describir espacios en los que nunca antes habías estado. Es como llevar de la mano al escucha a lugares creados por ti en los que nunca nadie ha estado, esperando que los visitantes se dejen seducir por lo que a ti te parece expresivo, alucinante, espcial, para estimular en el escucha  -ojalá- el descubrimiento de su propia sensibilidad y potencialidad ulterior.

 

RC.-Que contiene tu material discográfico…?

 

He tenido la suerte de grabar mucho. Mis discos contienen obras mias y obras de autores que me parece merecen ser mucho más conocidos de lo que son, en un intento por darles voz. Se trata de obras de gran expresividad cuya fuerza radica en dos aspectos aparentemente opuestos: el enriquecimiento que proviene del apego a la tradición musical clásica por un lado, y la innovación, originalidad y exploración sonora por el otro. Muchas de las obras grabadas han sido escritas para mi o por mi y he tenido el privilegio de participar en los procesos creativos de los compositores, a quienes he podido asesorar para que sus obras sean más comprensiblse para otros flautistas y por ende para el público en general.  Así es como grabé JADE NOCTURNO en 1998 (Quindecim Recordings), EL TIEMPO con ONIX Ensamble en 1999 (Actus), AQUA para flauta y electrónica en el 2000 (Quindecim Recordings), CINCO con ONIX Ensamble en 2002 (Urtext Digital Classics), PLANOS con ONIX Ensamble en 2004 (Actus), LABERINTOS con ONIX Ensamble en 2005 (Urtext Digital Classics), AIRE DESNUDO Orquesta Sinfónica Nacional, Alejandro Escuer en 2006. (Quindecim Recordings), FOLKLORE IMAGINARIO música de Alejandro Escuer en 2010 (Cero Records), FLYING, música para flauta y electrónica en 2012  (Cero Records y Cmmas.org) EQUINOX con ONIX Ensamble en 2013 (Urtext Digital Classics), DENIBEÉ música de Gabriela Ortiz en 2014 (Urtext Digital Classics) y en camino dos proyectos más para 2014-2015, entre otros por publicar.

RC.-Que pretendes al hacer música nueva…?

La música contemporánea es la música de nuestro tiempo y de nuestro espacio, es decir es del siglo XXI y es de México y Latinoamércia. Ser compositor e intérprete de la música clásica de nuestro tiempo es un privilegio, es una responsabilidad y a la vez un lujo extraordinario. Mi trabajo consiste en que la música original de nuestros compositores se posicione a nivel internacional, pero sobre todo en lograr interpretaciones que las conviertan en música de gran expresividad y emotividad, directamente dirigida al escucha, al oyente, al potencial melómano, al niño que como yo, quizá descubra que la música le puede cambiar la vida y puede convertirlo en un ser más sensible, mas comprensivo, mas humano.

RC.-Tu próxima gira será en mayo,  cuando vendrán a Coahuila..?

Prevalece una agenda cambiante de innumerables conciertos, giras, viajes, montajes, ensayos, grabaciones y conciertos cambiantes y constantes.

Pueden consultar algunos de mis proyectos y actividades en http://www.alejandroescuer.com

Viajo mucho a provincia. La mitad de mi tiempo disponible en conciertos se realiza en los diferentes Estados del país. Me parece importante que se fortalezca la periferia y así ofrecer alternativas de descentralización fuera del Distrito Federal. Para mi, la periferia es el futuro y es donde reside el factor de cambio. Frecuentemente  mis conciertos están acompañados de conferencias, seminarios, clases magistrales, con el fin de dejar una huella más profunda, en la formación de músicos jóvenes, el futuro de la música.

RC.-Quien es Alejandro Escuer..?

Soy músico, pero también me apasionan muchas cosas. El diseño, la pintura, el dibujo, la fotografía, las ideas. Estoy convencido de que el futuro del ser humano debe centrarse en el encuentro consigo mismo. Yo soy yo, en tanto ponga a prueba máxima mis facultades de músico y de todo lo demás que puedo ser capaz de hacer y realizar, no sólo por desarrollo profesional, sino también para contribuir a la construcción del entorno, de la comunidad y del tiempo y el espacio que ineludiblemente nos define como seres contemporáneos. Y es en parte por ello que he elegido a la música contemporánea como la principal via de comunicación. Una música que no se conoce y que no conoce fronteras ni límite alguno. Su desarrollo y expansión son posibles a través de las nuevas tecnologías, nuevas flautas, nuevos instrumentos, armonías, formas y formatos.  Antes que mi desarrollo personal, está el desarrollo de la música de nuestra región. Es por ello que me he dedicado a difundir sobre todo obras de compositores de estas latitudes, y de ahí la idea de fundar ONIX Ensamble, proyecto comunitario que da prioridad a la construcción de una comunidad contemporánea de la música.

Soy profesor de la UNAM, por que creo que es una institución noble con la que contamos para transmitir nuestros conocimientos.

Soy flautista, pero no me considero como tal, sino más bien músico, aprendiz de artista.

Me gusta crear algo de la nada por lo que me considero creador y no necesariamente compositor a la manera tradicional.

Me considero idealista. Sostengo que Platón tenía razón al declarar que quienes nos deben gobernar deben de ser seres de mayores conocimientos filosóficos y mayores niveles de conciencia ética y moral demostrada en el ejercicio de la profesión y de la vida. Me siento frecuentemente impulsado por fortalecer a la filosofía como ciencia máxima con tal de que recupere su misión original y que desafortunadamente muchos desconocen: Se trata de una disciplina que surge ante la necesidad de explicar todo lo necesario que hace falta por entender, con el fin de interactuar social, ética y moralmente para establecer vínculos de corto, mediano y largo plazo necesarios para que ciudades, pueblos, comunidades e individuos vivan en plenitud de facultades humanas y desarrollo social. Aunque muchos no lo crean, estos eran los objetivos, y no la reflexión por la reflexión ontológica, como se concibe generalmente a la filosofía.

 

Creo firmemente en que la existencia de fronteras, visas y nacionalidades es absurda. Creo en fronteras definidas por las diferencias culturales, geográficas, climáticas y regionales y no en las fronteras políticas, las cuales en esencia son segregacionistas. Me parece absurdo que sólo de la administración pública o privada, del derecho y de la economía se generen y emanen criterios para ¨gobernar¨el mundo, los cuales suelen ser lejanos y ajenos a lo humano. Ello se debe a que estas disciplinas parten de los medios y los utilizan como fines, olvidando que el fin último es el desarrollo del ser humano, el cual, si se cultivara como fin, eventual y paradógicamente generaría más riqueza material de la que se genera en la actualidad.

El camino personal elegido para lograr el equilibrio ante estas tendencias es el de las artes y la cultura. La música para mi es un medio de expresión capaz de despertar una conciencia social y sensorial ética que tiende al equilibrio y a la sensación de abstracción suficiente como para elevarse a un plano desde donde es posible observar y experimentar la verdadera fuerza de las cosas. Cada obra que compongo, a través de cada concierto, cada vez que salgo al encuentro de un nuevo público, me esfuerzo por abrir los oidos del escucha a experiencias originales que nos den la posibilidad de despertar el interés por descubrir un mundo que es posible, un futuro certero que aunque todavía no existe, ya se escucha.

Onix Ensamble presenta estreno mundial en Bellas Artes

Onix Ensamble presenta estreno mundial en Bellas Artes

En el marco del XXXIX “Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez”, Onix Ensamble, agrupación dirigida por Alejandro Escuer, fundada en 1996, integrada por Fernando Domínguez, en el clarinete; Abel Romero, violín; Edgardo Espinosa, violonchelo, y Edith Ruiz, piano, estrenará a nivel mundial A5 de Juan Sebastian Lach Lau, obra resultado de una investigación sobre la sonificación musical de un grupo matemático; y Kodama de Juan José Contreras González, que busca emular el efecto del eco con los instrumentos del ensamble. El concierto se llevará a cabo este sábado 7 a las 17:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, ubicado en avenida Juárez y Eje Central Lázaro Cárdenas, Centro Histórico, Metro Bellas Artes.